martes, 1 de junio de 2010

RESPUESTA QUE ZOE VALDEZ CENSURO

El siguiente enlace nos lleva al blog de Zoe Valdez que titula "De la ceguera políticamente correcta". Y luego publico mi respuesta que ella censuró.


Comprendo Zoe que le irrite Dieudonné. Es cierto que es un provocador, que toca extremos ridículos. El problema sin lugar a dudas, es no visitar los extremos y darle siempre oportunidad al diálogo. Dieudonné a pesar de, logra irritar, y no sabemos si reír o llorar con lo absurdo de la ridiculez humana, de tanto oscurantismo, religiones, tradiciones, contradicciones, que nos lleva a tanta incomprensión y barbarie. Y resulta triste reconocer que somos bárbaros infatigables.
Usted misma ha dicho en su tercera frase que respondería con una patada. Retomo sus palabras: "Yo estoy en desacuerdo con la violencia, y con los bombardeos israelíes, y de cualquier tipo, vengan de donde vengan. Pero siempre hago la siguiente reflexión: cuando alguien se me acerca y se me encima para darme una galleta, respondo con una patada, bien dada, hasta donde la ceguera me lo permita. Eso es la guerra, ceguera pura".
Si eso esperamos de usted, mujer de la palabra, que ha escrito y dicho poemas, ¿que podemos esperar del mundo? Si a su edad no ha aprendido a controlar sus impulsos, ¿qué esperamos de un adolescente musulmán, nacido en el rencor, lejos de su casa, criado entre machistas y que no sabe leer.
Si usted hace la apología de la ceguera como método de defensa.. ¿qué esperanza le queda a la luz, a la palabra?

Recibir "ayuda", las limosnas de occidente, no es ayudar a construir, es paternalismo. Como recibir la cuota de la libreta de abastecimiento del comité de zona que usted rechazó con el exilio. Ni usted ni yo aceptamos tal paternalismo. “¿Que no tienen tierra? Mañana mismo les daremos una maceta. ¿Que no tienen agua? Mañana mismo enviaremos botellas plásticas”. Entre las macetas, las botellas, un camión de esparadrapo, sumanos el transporte, el salario del personal para el traslado y coordinación, la ayuda costó 200 000 Euros, y no resolvió el más mínimo problema.
No es crear infraestructura para competir. Mejor que estén en paro, lejos, cercados y alejados que enseñarles a manejar nuestra máquina. Los subdesarrollados no saben utilizar esas cosas y pueden hacer un uso inadecuado y hasta peligroso. Y arriba, el círculo vicioso está en marcha. Con una de sus patadas, impulse la rueda Zoe.


4 comentarios:

  1. Concordo con tigo Erick pero Dieudonné no es nada más adolescente.

    ResponderEliminar
  2. Magnifico Erick, me encanta tu estilo limpio y mesurado.

    ResponderEliminar
  3. ¿Zoé Valdés censuró el comentario de Erick de Armas o lo transformó totalmente? Hay una gran diferencia entre lo publicado en los dos blogs. El aparecido en el de Zoé está muy bien escrito. El publicado en el de Erick, además, da donde tiene que dar: directo al hígado.

    ResponderEliminar